All for Joomla All for Webmasters
309 0

¿Cuántos humanos tuvieron que morir antes de descubrir lo que podían comer y lo que no? Imagina tener la necesaria urgencia de alimentarte pero no saber si lo que meterás a tu boca te mataría. Lo miras mientras lo tienes entre las manos y piensas: ¿qué tan dañino puede ser? Por fin, te decides a ingerirlo.

Mareo, diarrea, vómito, taquicardia, convulsiones y la muerte. Todo eso puede causar si decides siquiera morder una aparentemente indefensa flor: la adelfa, nerium olander, desprende una miel cuyo néctar puede ser mortal para quien decida probarla. Así como ella, existen cientos de plantas venenosas fatalmente nocivas para la salud; sin embargo, nuestros antepasados no tenían forma de saberlo, por eso las comían.

Por suerte para la preservación de nuestra especie, ahora tenemos a la mano no sólo alimentos que no nos matarán, sino además, información suficiente como para saber su grado nutricional, las calorías que contienen, y más detalles que benefician nuestro consumo.

Cuando nos proponemos comer bien tenemos las mejores intenciones de hacerlo. Buscamos sentirnos mejor, balancear nuestra alimentación y cuidar nuestro cuerpo. Sin embargo, a veces el tiempo se vuelve nuestro peor enemigo y, eventualmente, logra vencernos. Si eres alguien que tiene poco tiempo, pero ganas de comer más sano, a continuación te presentamos 10 prácticas, fáciles y rápidas ideas para ensaladas nutritivas y ligeras. Está de más decir que la mayoría de estos ingredientes son frescos y sólo tienes que incorporarlos.

1 taza de jitomate picado + 1/2 taza de sandía o toronja+ 1 taza de espinacas ó acelgas ó brócoli+ 1 cucharada de aceite de oliva

1 taza de pepino ó zanahoria picada + ½ taza de rábano picado + ¼ de taza de quinoa cocida + 1 taza de granos de granada + 1 cucharada de vinagre balsámico + media taza de poro

1/2  taza de jitomate + 1 diente de ajo + 1 limón + 1 cucharada de aceite de oliva + 1/2 morada + 1 rama de cilantro + ½ lechuga + 1 taza de espinaca cruda

1/2 taza de queso panela + 1/2 lentejas cocidas (o semillas de girasol) + 1 taza de coliflor ó brócoli ó espinacas + 1/2 zanahoria picada

1 taza de champiñones + 1 taza de lechuga o espinacas o berros + 2 huevos duros (preferentemente sólo claras) +1/4 de taza de arándanos o nueces

1/2 taza de fresas + 1 taza de espinacas o berros o acelgas + 1/2 taza de pasta hervida + 1/4 de taza de nueces + 1 cucharada de aceite de oliva

1/2 taza de frutos del bosque + 1/4 de nueces o almendras o arándanos + 1/2 taza de poro + 1 taza de berros, espinacas, acelga o col morada

1 pechuga asada + 1 taza de zanahoria picada + 1 taza de lechuga o espinacas o berros + 1 taza de pepino + 1/2 taza de arándanos + 1/2 taza de poro + 1/2 taza de nueces o almendras

1 taza de espárragos hervidos + 1 taza de lechuga + 1/2 taza de fresa o naranja picada + 1/4 de taza de nueces o almendras o arándanos

1 taza de lechuga o acelgas o espinacas + 1 lata de atún + 1/2 taza de aceitunas + 1/4 de taza de semillas de girasol + 1 taza de jitomate o pepino + 1 cucharada de aceite de aguacate u oliva

Como lineamientos generales, recuerda que todo depende de las proporciones. Las hojas verdes tienen la cualidad de ser altamente nutritivas y bajas en calorías por lo que respecto a ellas, puedes comer la cantidad que quieras. En cuanto a las frutas, sus beneficios son innumerables, pero ten cuidado en la cantidad que comas al día, debido a la cantidad de azúcar que contiene.

En cuanto a las semillas y frutos secos, son ideales para proporcionarte grasas buenas y antioxidantes, pero también debes moderar la cantidad que consumes al día. También debes tomar en cuenta que poco te beneficiará una ensalada baja en grasa si agregas un aderezo alto en calorías, por eso, opta por aceite de oliva o aguacate para complementarlas.

 

 

Fuente: culturacolectiva.com


Join the Conversation


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer el mejor servicio. Al continuar navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver Detalles | cerrar